Adaptógenos, qué son y cómo pueden mejorar tu vida

Te descubrimos los adaptógenos. Te contamos todo sobre estas plantas y cómo puedes incorporarlos a tu vida para mejorar tu salud física y mental.

¿Te imaginas una sustancia natural que te ayudase a lidiar con el estrés, redujera tu fatiga y aumentase tus capacidades cognitivas? Suena a bálsamo de fierabrás, pero es algo real. Estas sustancias se llaman adaptógenos. Y te contamos los distintos tipos que existen, para qué sirve cada una y cómo puede incorporarlas a tu vida diaria.

Una historia que comienza en la Segunda Guerra Mundial

Para saber lo que son los adaptógenos tenemos que remontarnos a los años de la Segunda Guerra Mundial y viajar hasta la Unión Soviética. Allí un científico ruso, Nikolai Lazarev, buscaba la forma de ayudar a los soldados soviéticos en la guerra.

¿Cómo conseguir aumentar su resistencia física, superar el cansancio y resistir mejor el estrés y el miedo en el frente de batalla? Así fue como Lazarev descubrió los adaptógenos, unas sustancias naturales que ayudan a potenciar las capacidades y a tolerar mejor los ambientes de estrés y ansiedad.

Lazarev los llamó así porque estas sustancias ayudaban al hombre a adaptarse a una realidad complicada. Existen muchos tipos distintos, cada uno con unos beneficios diferentes. Pero todos tienen en común una serie de características:

  • Son extractos completamente naturales, obtenidos de plantas
  • No provocan adicción, a diferencia de otras sustancias y medicamentos
  • No tienen efectos secundarios
  • No tienen efecto rebote

Vamos ahora con los principales adaptógenos conocidos y sus beneficios.

shares