Limón con sal y pimienta: un remedio casero infalible

Limón con sal y pimienta. Tres ingredientes básicos que cuando los juntamos se convierten en un remedio casi mágico para calmar más de un p problema de salud. Esto es todo lo que puedes conseguir.

Todos tenemos en la cocina estos tres ingredientes, que utilizamos en muchos de nuestros platos. Además de dar sabor, cada uno nos aporta una serie de beneficios para la salud que las antiguas civilizaciones ya conocían.

¿Sabías que…?

La pimienta tiene muchísimas propiedades conocidas. Ayuda a mejorar la capacidad respiratoria, acelera el metabolismo, elimina el mal aliento, nos aporta energía y puede incluso aliviar los dolores musculares.

Los limones ayudan a que tengamos un sistema inmune fuerte y sano, tienen capacidad antioxidante y antibacteriana, combaten las infecciones y previenen enfermedades como el escorbuto gracias a su alto contenido en vitamina C.

La sal es un producto que hay que consumir con moderación porque si nos pasamos, podemos sufrir retención de líquidos y terminar teniendo la tensión alta. Sin embargo, en dosis pequeñas la sal es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro cerebro y mejora también la circulación.

Estos tres ingredientes combinados tienen un gran poder para solucionar muchos problemas comunes de salud. ¡Descubre cuáles!

shares
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad