¿Qué está pasando con el Nolotil?

Ay, el Nolotil. Casi todos lo tenemos en nuestros hogares, ya sea en pastillas o ampollas. Pero, ¿qué está pasando con este medicamento?

El Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento han recomendado esta semana que no se le dispense a ciudadanos del norte de Europa y a los pacientes de mayor edad.

¿A qué se debe todo este lío con el Nolotil? ¿Debemos dejar de tomarlo?

Nolotil

Todo se debe al fallecimiento de una decena de británicos residentes en España. Todos ellos fueron tratados con Nolotil, lo que les provocó agranulocitosis. Se trata de uno de los efectos secundarios más graves del metamizol, el principio activo del Nolotil.

Lo que provoca es que el paciente deje de producir glóbulos blancos, con la consecuente caída de defensas. Es esto lo que puede terminar haciendo que contraigan graves infecciones o incluso sepsis, que en los casos más graves como estos puede causar la muerte.

La agranulocitosis ha hecho que medicamentos como el Nolotil estén prohibidos en algunos países, como ocurre en Reino Unido. Algunos estudios científicos a asociaban la predisposición de los británicos a sufrir este efecto secundario.

Nolotil

Los habitantes del norte de Europa también tienen más posibilidades de padecer agranulocitosis. Por eso en esos estudios ya se recomendaba que no se les diera metamizol.

Sin embargo, la Asociación Española del Medicamento dice que no hay pruebas concluyentes para «descartar ni confirmar un mayor riesgo en poblaciones con características étnicas específicas».

A raíz de lo ocurrido, se han multiplicado los mensajes de alerta en los medios de comunicación y las redes sociales del tipo «Alerta: cuidado con el Nolotil». Pero debemos mantener la calma.

El Nolotil es un medicamento perfectamente seguro y la agranulocitosis un efecto secundario muy extraño. Se puede seguir utilizando este medicamento siempre y cuando nos lo recete un médico y lo tomemos siguiendo sus indicaciones.

shares